NADEZHDA GAZMURI-CHERNIAK est "Auteur auto édité"
vous pouvez la contacter
par mail : nadezhdagazmuricherniak@gmail.com

ESTO ME LO PREGUNTO…MAMA

26 mars, 2019 (19:49) | Non classé

 

CLARA  RETRATO POR EL PINTOR HERNAN GAZMURI/ TELA ROBADA A SU VIUDA EN 1993

ESTO ME LO PREGUNTO… MAMÁ

 

Este es el mes más negro y angustioso
Este es el rito que cumplimos
Del llamado a la justicia

Del grito de verdad que se dice con fuerza
En corredores que desembocan
Amplios y vastos
En puertas abiertas de par en par
Que nos dejan
Por fin libres los tribunales.

Este es el mes, te lo digo, asegúrate
En que se abren cartapacios
Se llenan formularios
Se habla con voz alta y firme
Tu muerte indigna
Tu dolor sin fondo
Y tu alma de creatura abandonada.

Este es el mes que anuncia
La vida que se abre plena a la justicia
Este es el mes en que abrimos
Informes envueltos y catalogados
En fajos interminables de informes
Y de cartapacios
Que encierran tu dolor y tu muerte
Que te hizo añicos en un tiempo infinito, sin nombre
Ese tiempo que no comenzaba ni terminaba
Tu crisis apareció de pronto reventando el aire
Levantando el techo, anegando la tierra
Ensombreciendo el día
Mas negro que la noche.

¿Como poder abrir los ojos
¿Y desprenderse del sueño obligado?
Que abriga por noches interminables
La inconsciencia que resguarda el llanto.

¿Como despertarse a la luz? Me lo pregunto
Con tus ojos de espanto mirando el vacío
Que te desprendía de mí, que te llevaba lejos
Al pozo negro de la muerte.

¿Como seguir viviendo en un país que aborrezco?
Que te llevó a la muerte
De qué manera deberé desprenderme, me lo pregunto
De este asco que me sube a la garganta y
Dejar en el engaño cotidiano
Entuertos y desgarros
De gritos que dejo ahogados.

¿De qué manera enfilar la capa
Que negra me rodea
¿Cobijando lo que no les interesa?

¿De qué manera deberé resguardar mi cara
¿En la máscara dorada que me pongo por la mañana?
Que les priva de verdades desgarradoras
De mis ojos que se entrecierran llenos de odio
De mi boca que se aprieta si dejar salir sus nombres
De mis manos que ese día de tu muerte
No tomaron dagas ni cuchillos
De mis dedos que no apretaron los gatillos
Que debían dejar escapar cuatro balas.

De qué manera deberé hacerles creer que todo va bien
Que qué manera apresurar el paso frente a calles y plazas
Que te traen viva, Madre mía y Ángel presente.
Que te reviven a mi lado
Que me entibian el aire y el alma
Que se fue entera ese día a tu lado, dejando hueca
La extensión absoluta de mis días.

De qué manera andar por calles que no quiero ver
Por los jardines que visitamos
Por los caminos conocidos
De ese otro siglo, que caminamos juntas
Por la estancia que sin ti quedó hueca y vacía
Por la tierra que te han prestado
Por el fango terroso de tu tumba
Esa que no debió acogerte nunca
Esa que me atormenta
Esa que me mata lentamente día a día.

¿De qué manera seguir respirando?
Me lo pregunto
De qué manera escribir en informes jurídicos
Tu agonía y la risa obscena de ese asesino.

¿De qué manera describir la infamia de ése que fue tu médico?
Y en quien confiada entregué
Tu cuerpo frágil y desvalido
Para que su robustez soberbia de traidor infame
Estrujase tu cuerpo hasta dejarte inanimada.

Porque no se mata solo con escalpelos
Porque no se mata solo con microbios e infecciones
Porque no se mata solo con un balazo tirado de frente
Ni con el olvido mortal de gazas y tijeras
Olvidadas en el cuerpo.
Apenas salidos del quirófano
No,
Porque no solo se mata con escalpelos.

A ti te mataron con el silencio abismante
Con el abandono premeditado
Con las miradas de soslayo
Con su risa obscena ante tu agonía
Con sus manos que no se esmeraron en enfilar los guantes
Ni en tomar jeringas para inyectar calmantes.

Tu muerte fue organizada
Por cuatro asesinos
Que no quisieron cuidarte.

Tu muerte fue organizada
Por cuatro asesinos
Que se pusieron todos en fila como militares
Se organizaron en conciliábulos
Escribiendo la calumnia con tinta negra
Se pusieron en guardia frente a tu puerta
Armados de uniformes blancos
Escondiendo sus armas invisibles
Bien derechos y aguerridos
Imitando perfectamente
La robustez pulida de los soldados.

Queriendo impedirme el paso
Separar lo inefable
Destruir lo que no es de este mundo
Empecinados en ser más poderosos que el infinito

Ser más fuertes que el amor y nuestro binomio
Indestructible.

Fue por eso, por lo que se pusieron en fila
Bien derechos y firmes como rudos militares
De acero, de fierro y de fuego, de esos que conocimos.

Lograron todos en equipo compacto, como militares
Matarte en cuatro días que no terminaban
Que nos dejaron encerradas en la cárcel del dolor
Con las risas obscenas
Con dejarte tirada en la cama dura y fría
De un hospital parisino
Lograron al fin como militares
Con dejarte tirada como un deshecho sin importancia
Haciendo sola, en una soledad desgarrante
La experiencia del dolor de una agonía
Destinada a fieras salvajes.

Sufriente y agonizante
Sobre una cama dura y fría
Que programaron y que fue el anuncio
Hecho ataúd anticipado.
¿De qué manera seguir viviendo? Me lo pregunto…Mamá.

Nadezhda Gazmuri-Cherniak
In Poèmes de mort. Poemas de muerte
Poèmes de mort
Edition bilingue français- espagnol
ISBN : 9782916501338

Write a comment

You need to login to post comments!