Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

CAFÉS ABIERTOS= ROBOTS CONECTADOS

27 mai, 2021 (07:56) | Non classé

Vienne

             CAFÉS ABIERTOS

 

 

         ROBOTS CONECTADOS

 

Estimados lectores,

¡Qué triunfo! ¡Con qué ansias se prepararon para finalmente abrir de par en par las terrazas des cafés con la intención “de vivir la vida de antes del Covid”!

¿Pero qué significa “la vida de antes?”

¡Vean que es la misma que observamos ahora! Un cretinismo general.

Cual es el placer que se busca al sentarse en terrazas repletas de gente que, con una inquietud permanente, con los ojos fijos en los smartphones, no son capaces de nada más que de dar ojeadas desesperadas a las pantallas para responder idioteces y decir lo mismo que dijeron hace unos pocos minutos. En una gran mesa observamos unas seis “personas” que cada una con el smartphone en la mano o sobre la mesa, están a cada instante en “estado de alerta” al sonido de una llamada, o a la famosa “vibración”, el ser humano-vivo que esta frente a ellos no es mas que un objeto, otro robot que también con su smartphone en mano, comparte el estado ansioso de la posible llamada que no se hará tardar.

¿Qué conversan estos ejemplares?

¿Qué discuten?  ¿Qué comparten?

VACÍO.

Qué triunfo el de los PDG quienes con este maldito y perverso invento lograron desvirtuar la humanidad entera para volverla en masa robotizada; Ortega y Gasset y su crítica de la “masa” queda hoy en día atrasado, Erich Fromm del mismo modo. El comportamiento masificado e informe de la humanidad de hoy se traduce en una incapacidad y miedo a la libertad que nos ofrece LA VIDA para VIVIRLA como seres humanos libres, conscientes y creadores,  se dejaron aplastar y triturar entre las garras de esos monstruos de la ingeniería virtual que trabajaron con los otros monstruos del comercio informático para transformar la humanidad y vaciarla de sentimientos sagrados, haciéndola adoptar comportamientos maquinales y masificados, son los mismos que adoptan en cualquier parte de la tierra, me refiero al movimiento táctil-digital  que conlleva la hipnotización ocular; no hay un sólo ser humano de la tierra que no haya adoptado estas nuevas formas de manipulación factual que se acompaña de una transformación mental absoluta. Desde la infancia comienza la deshumanización con el beneplácito de los padres, los primeros guardianes de la idiotez que contentos y satisfechos la transmiten a su descendencia.

El renuevo constante del cretinismo virtual está asegurado.

Sera siempre transmitidos de padres a hijos. Hasta los más pobres e indigentes, están dotados de smartphones, prefieren darle los pocos euros que reciben como migajas del Estado a los servidores-comerciantes de idiotez, en vez de gastar ese dinero en un libro o en algo útil; nosotros los pobres tenemos siempre un gasto urgente que debemos dejar en espera.

Yo hace tiempo que decidí liberarme de ese maldito teléfono portable. Fue una liberación mágica.

Ahora preparo el cancelar la BOX, dentro de poco no tendré ni teléfono fijo, ni internet ni televisión por medio de ese comercio infernal de la box.

Mi padre me contaba siempre la maravilla que era en ese entonces, su época de joven pintor en el taller de André Lhote, iban todos al café de Montparnasse, fue allí donde sus amigos rusos le enseñaron a jugar ajedrez, era en el café donde discutían de pintura, y que los lazos fuertes de verdadera amistad nacieron y concretizaron mundos creadores de sueños.

Esta época maldita no sabe lo que es compartir la delicia de una conversación con pausas, en “sotto voce”, ignoran la exquisitez del diálogo amistoso, la puesta en escena de la cortesía que implica acoger la palabra de otro ser humano al que se le debe una atención absoluta.

Y en toda relación humana es necesaria la distancia, el silencio y el corte que debe durar hasta la próxima conversación; ¿qué significa esta necesidad de “estar conectados “en permanencia?

¿Creen que es esa la verdadera amistad?

Ese tipo de relación es lo contrario a la amistad, han instaurado relaciones neuróticas y nocivas.

De esta época detestable yo no tomo nada, el paseo al exterior es un desastre, nada mas que de ver ese mundo en los cafés repletos de robots me horroriza, no hay placer más grande que llegar a casa donde tengo mi universo entero, libros; música, taller de pintura y tranquilidad; abro la ventana y el aire puro entra como un torrente, árboles y cielo se agolpan en mis ventanas, pueden seguir conectados en su ronda de cretinismo telefónico.

Mi café perfumado esta listo; una maquina de café, un CD de música clásica o un buen DVD completan mi decorado perfecto.

El silencio es la fuente mas rotundamente creadora que, junto con un buen café hecho en casa me revitalizan y me ayudan a borrar la idiotez exterior.

 

 

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

 

 

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!