NADEZHDA GAZMURI-CHERNIAK

Escritos literarios – críticos, anuncios de nuevas publicaciones, libros editados

Skip to: Content | Sidebar | Footer

Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

CUANDO ME MUERA – MI MORTAJA

2 Diciembre, 2021 (06:10) | Non classé

2013

 

   CUANDO ME MUERA

 

 

         MI   MORTAJA

 

 

 

Y MIS TRES NOMBRES Y DOS APELLIDOS

 

I

Cuando me muera

Le encargo varias cosas imperiosas

Ya tengo preparado

Lo más importante

Mi cama a lado de Mamá.

Es un recinto de cemento

Oscuro, negro y frío

Tal como lo es la Muerte

Que llega de repente

Cuando menos se la espera.

No es cuestión de edad

Aunque lo más lógico

Es que contando

Sus  cumpleaños

Tenga los números listos

Que le persiguen

Que le anuncian

Que no puede escaparse

de cada hoja del calendario

Imperiosas, cada vez avanzan más rápido

Desgarrándolo cada día

Con más premura de la vida

Y acercándonos aún más a esa enemiga

Que se anunciaba oculta y silenciosa

tantos años escondida

en un rincón de nuestra casa

acechándonos

para darnos el golpe final

obedeciendo a su único capricho

señalándonos que

caer entre sus garras

es y será para todos

nuestro verdadero destino.

II

La vejez y  la muerte

Son dos asuntos que conozco de memoria

Esas dos enemigas y yo

Tenemos un largo diálogo

Que comenzó

A mis veinticinco años

En Santiago de Chile

Con la desesperante muerte

Repentina de mi padre.

En ese diálogo mortuorio

La parca sabe que no le perdono nada.

 

III

Cuando me muera

Le encargo varias cosas importantes

Sepa que ya tengo todo preparado

Lo más importante

Es mi cama al lado de Mamá.

No se preocupe de casi nada

No soy para nada exigente

No tendrá que avisarle a nadie

De mi muerte.

IV

Ni piense siquiera en esas formalidades

Rutinarias y  molestosas

Lo que llaman partes de defunción  y

Avisos necrológicos para publicar

Al día siguiente de mi muerte

en el periódico.

No tendrá que enviar partes

Ni  a familiares ni amigos.

No tendrá que molestarse

Porque no tengo familia

en ninguna parte del mundo.

Y no tengo ni un sólo amigo

Ni aquí ni allá.

Por favor no piense en amigas

Las desterré de mi lado hace años

Las mujeres y yo hacemos

desde mi nacimiento

Hasta el día de mi muerte

Eso que llaman  inmiscibilidad total.

Como le digo

Cuando me muera

no tendrá  que hacer en mi nombre

casi ningún trámite.

Sin embargo, le dejo bien escrita

Una procuración

para que cumpla

en mi nombre,

En nombre de mis tres nombres y mis dos apellidos

El de mi padre y el de mi madre

que eligió para siempre

El morir con su segundo nombre materno

el de mi abuelita rusa ucraniana

eso se lo pido

y, es más, se lo exijo

Que sea bien respetado

Porque para cuando me muera

ya está todo listo

Sin embargo

le exijo dos cosas importantes

ponga mucho cuidado

primero que nada

haga valer mi negativa absoluta de la donación brutal de órganos

¡Era lo único que nos faltaba!

Yo fui la primera en inscribirme en el Registro Nacional

De Biomedicina

Dándoles por escrito

Mi categórica negativa al don de órganos

Mi rechazo categórico

A que me despedacen  cortándome en rodajas

En su afán salvaje de cuervos hambrientos

Ya le dejé a Francia la obra capital de mi padre

Y me arrebataron mi vida entera

Y asesinaron a Mamá

Moriré entera sin autopsia

Sin  la más mínima donación

de la más mínima partícula de mi cuerpo

Ni siquiera un sólo cabello

El que luego de unas pocas horas de muerta

no será más que una podredumbre buena a olvidar rápidamente.

Y al día siguiente

Mi muerte será olvidada por los sepultureros

y el Conservador del cementerio.

Es por eso por lo que nuestra tumba eterna

Quedará para siempre sellada

Hermética

Y para la eternidad.

Inviolables nuestros restos de otras nuevas salvajadas.

Terminado el ciclo de la Vida y de la Muerte

Los franceses no tendrán nunca más que preocuparse de perseguirme

¡Oh que alivio!

Y qué lástima para ellos

Se les escapó para siempre la diversión.

No se preocupe para nada de avisar

A la maldita administración

Se darán cuenta de mi muerte

Bien tardíamente

Cuando empiecen con total justificación

A cobrar atrasos e impagos de  alquiler

Y  todas las facturas y sobre facturaciones

Quedarán todas impagas

¡Ah, como me reiré de todos esos canallas!

¡Ah como me burlaré desde el más allá,

porque enviaran cartas certificadas!

Amenazadoras

De enviarme al juzgado

Al Servicio de cobros de impagos

Y llegarán por miles en mi buzón

los avisos de expulsión

Y las serpientes se refocilarán en propio  veneno

Queriendo verme en la calle

Sin domicilio

Ninguna de ellas sabrá qué bien tardíamente

que yo ya estaré con Mamá

En mi cama de cemento

En ese lugar frío y oscuro

Donde no pasa el tiempo.

V

Cuando me  muera

Lo único que le pido

Es que ponga mucha atencion

en todos mis mandatos concerniente

A mi mortaja

Y, a mi identidad en la placa mortuoria

con nuestros nombres y apellidos

En la lápida mortuoria deberán ser respetados

Nuestros nombres y apellidos

No como lo exigen los funcionarios

de prohibiciones francesas

que se atreven a violar la intimidad de personas ajenas

introduciéndose como víboras venenosas

en las últimas voluntades

de personas que no son para ellos

otra cosa que números y donde se atreven

A estampar con un timbre obsceno DCD

bien marcado en sus formularios de defunción

para identificarnos en nuestro último aliento

A la francesa.

 

VI

Estas dos cosas que son para mí

las más  importantes

estas cosas que hoy en día

no interesan a nadie.

Sin embargo

Le encargo dos únicas cosas importantes

Son cuestiones de la cuales

Casi nadie en esta época le da importancia

La mortaja

Y los nombres y apellidos

En la lápida mortuoria.

 

VII

Cuando me muera

Le encargo dos cosas importantes

Mi identidad

Y mi mortaja.

Tal como lo pedí para Mamá

Quiero que me envuelvan en un sudario

Igual al con el que envolvieron a Cristo.

No quiero que me vean

No quiero que nadie me mire

Como quedé luego

Del último suspiro

Yo ya sé lo que es la agonía y esos instantes

antes de entrar en un foso negro

No se preocupe de nada

Yo no tengo ninguna importancia

Yo ya sé lo que es mirar de repente ese vacío que espanta

Y que acompaña los últimos espasmos de la Vida

Que no quiere entregarle a la Muerte

Ni el cuerpo ni el alma

que entran  indefensos entre sus garras implacables.

 

VIII

Yo ya toqué la Nada con manos, mente y cuerpo

Ya no me asusta nada

La parca me hizo conocerla forzadamente

Llevándome, arrastrándome y arrojándome

Brutalmente

A ese conocimiento de antemano,

Es la Muerte de Mamá, la única que me importa

La mía desde entonces pasó en un instante a segundo plano.

 

IX

Cuando me muera

Le encargo que se ocupe

De solamente dos cosas importantes que me obsesionan

Mi mortaja

Y mi identidad bien marcada en la lápida mortuoria.

No se preocupe de nada

Ya está todo pagado.

 

X

En mi puerta de entrada están pegadas varias páginas

Con los datos de la dirección de nuestra tumba

Y, una copia de  mi testamento ológrafo

Se lo envío de antemano.

Cuando me muera le informo

Que los sepultureros se afanarán por  terminar rápido

Sobre todo, cuando no hay nadie que mire, vigile o llore al muerto

No se preocupe será cuestión de unos pocos minutos

Porque un día antes

Los sepultureros levantarán la lápida dejando al aire

Mi cama de cemento

Donde me tirarán a la mañana siguiente

rápidamente bien encerrada en mi ataúd.

 

XI

Cuando la tumba es una fosa bien  construida

Aquí en Francia usted sabe que se llama Caveau

Dicen que son sólo las familias “pudientes”

Las que se pagan un Caveau de familia

Pues yo no teniendo más que

Una jubilación de propina

Se la construí a Mamá

Empecé a pagarla mensualmente

Hace tres años

400 euros mensuales

Durante 36 meses

Y terminé en enero del 2021

Fechas históricas

De mi sufrimiento funerario francés.

No alimentándome más que 15 días por mes

y el resto sosteniéndome con sopas Clinutren.

Es por eso por lo que le digo que

No deberá preocuparse por nada más

Que de una sola cosa

Llamar por teléfono

A los sepultureros

Y al cementerio

Que ya está avisado por mí personalmente

El Director me conoce muy bien.

El sabe que nuestra tumba está en espera

De mi llegada

Perfectamente preparada

El asunto de mi entierro será fácil y bien  rápido.

¿Sabe usted que son expertos en levantar

la lápida  de mármol con una grúa?

 

XII

Como le digo

Cuando me muera

Lo único que le pido es que vigile

Que queden inamovibles mis tres nombres y mis dos apellidos.

El de Papá y el de Mamá

Lo único, que le pido cuando me muera

Es que me envuelvan entera con una mortaja

Como envolvieron a Cristo

 

 

Nadezhda Carmen Florence Gazmuri-Cherniak

 

In POEMAS DE MUERTE

Publicación el 15 de Enero  del 2022

 

 

 

 

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!