NADEZHDA GAZMURI-CHERNIAK

Escritos literarios – críticos, anuncios de nuevas publicaciones, libros editados

Skip to: Content | Sidebar | Footer

Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

EL POPULACHO – SINIESTRA MENTIRA -LAS ASISTENTES SOCIALES

17 Octubre, 2021 (05:30) | Non classé

  EL POPULACHO

 

 

 

 

      SINIESTRA MENTIRA

 

 

Yo no me presentado jamás en sus gabinetes a pedir cheques de alimentación, esto es una mentira siniestra y una calumnia de la pérfida asistente social que pertenece al POPULACHO

 

 

 

Despect. del lat. popŭlus ‘pueblo’.

  1. m. Parte ínfima de la plebe.
  2. m. Multitud en revuelta o desorden.

Etimología

Origen, historia o formación

Este término en su etimología está compuesto del latín «popŭlus» pueblo y del sufijo «acho» que indica como forma despectivo.

Estimados Lectores de lengua hispana:

Con esta ínfima copia de nuestra RAE quedan informados de lo que significa esta palabra POPULACHO desde un punto de vista abstracto y erudito.

El problema se presenta cuando queremos señalarlo y reconocerlo en nuestra realidad.

Que la sociedad ha cambiado es una verdad que nadie discute, sin embargo lo que nadie aceptara jamás es que el cambio societal más grave y nefasto ha sido la pérdida de humanidad y de la libertad individual de la persona. el cambio positivo, y pienso que el más grande que nos han legado, es el avance científico que ha permitido controlar las enfermedades y prolongar considerablemente el tiempo de vida, en lo que concierne a la preservación de la planeta eso es nulo, el alargue de la vida humana va en contraste con la más definitiva destrucción de tierra cielo, océanos y vida natural de las especies. Es decir que paradojalmente el haber ganado años de vida nos vuelve los espectadores de la destrucción inexorable de nuestra tierra, haciéndonos un regalo envenenado.

La destrucción de la tierra es definitiva e irreversible, í la capa de ozono, limpiar mares de plásticos y renovar las especies perdidas, sus proyectos para los 30,50 o 100 años a venir, no son más que cuentos de hadas y postulados que hoy, en ausencia de creencias teológicas, la galería los aplaude y lo sigue; les sirve para darse ánimo amparados en un partido político que vaga desorientado en un planeta destruido desde la raíz y lo repito: irrecuperable.

Luego de este preámbulo, vamos a nuestro problema, el cambio societal mundial y el análisis del POPULACHO.

Yo hui de Chile hace cuarenta años, no puedo afirmar con amplio y profundo conocimiento de lo que viví allá hasta mis 27 años, saquen la cuenta, nací en Santiago el 25 de enero de 1954. No tengo familia más que en el cementerio y mis amigos y queridos profesores de mi época están ya todos muertos.

No se vuelve nunca más al lugar que nos vio nacer, para andar “entre rastrojos de difuntos” como nos lo dice nuestro poeta Miguel Hernández.

Luego renuncié a mi nacionalidad chilena, y no volví nunca y jamás volveré. Mi vida laboral, profesional de artista y existencial de 40 años la he construido sola en Francia, y la han destruido las mafias francesas compuestas esencialmente de POPULACHOS.

Ahora entramos en el tema estimado lectores.

  El POPULACHO es una casta social terrible.

Impermeable, insensible, obtusa, e incapaz en todos los planos de la existencia, la de ellos es reducida a cuestiones simples y animalescas.

Lo que analizo es una verdad vivida, trágicamente experimentada y obligada por circunstancias que no pude eludir, la invalidez de mi madre que comenzó el año 2000 y que me obligó a abandonar la Educación Nacional para ocuparme de mi madre en casa a tiempo completo y sin ayuda de nadie, para lograrlo, para prolongar nuestra independencia, tuve que pedir el RMI, el actual RSA, para obtener esta propina estatal, se debe pasar obligadamente por un SERVICIO SOCIAL y solo una “asistente social” está autorizada para encuestar y decidir sobre la vida del que pide. ESTO ES LO TRÁGICO.

Viví 13 años sumida a la humillación más horrible que un ser humano de categoría, que pertenece a la casta de elegidos artistas e intelectuales, debe verse obligado a frecuentar.

Esto lo dejo al margen, porque sería imposible relatar en un artículo las bajezas vividas.

EL BLANCO de las sádicas asistentes sociales y de los médicos, lo formamos Mamá y yo. Esto llegó a la cumbre del horror en el plano médico.

Fueron casi las mismas motivaciones las que inspiraron al médico TRAÎTRE-TANT y a sus 3 cómplices monstruosos a asesinar Mamá.

Cuando el POPULACHO sube como plantas trepadoras, porque son todas de la más baja condición social es decir verdaderas arribistas, nos da este resultado en la vida práctica, si ustedes no son de su clase social se verán asesinados por ellos, ya sea de manera administrativa o por medio de una estocada criminal, como lo hicieron estos médicos salvajes, matándome a Mamá.

Comenzó mi baja hacia los estratos más despreciables que el gobierno ha reservado a los “necesitados”, a todos aquellos que  no por su pobreza como nos lo hacen creer los políticos, sino por la construcción forzada de la sociedad, se ven sumidos en un engranaje administrativo demencial, que es obra del gobierno francés que ha creado un sistema de asistencia en la que arrojan  una parte de la sociedad que ellos elijen, para formar un círculo vicioso que girará obligadamente como trompos mendigantes en los gabinetes de esta clase social que se llama ASISTENTES SOCIALES, la mayoría pertenece al conglomerado que forma EL POPULACHO.

 

SINIESTRA MENTIRA

Yo no he pedido jamás ayuda de cheques de alimentación, esto es una calumnia de la asistente social pérfida y de la más baja condición social.

Las “asistentes sociales” se han permiten todo contra mi persona en el secreto de sus gabinetes, sin testigos ellas y sus jefas de servicio han urdido el más despreciable de programas  que han sido capaces de inventar contra mí asegurando que yo llegué ante ellas a mendigar ALIMENTACIÓN.

He aquí la carta que les he mostrado.           

Estas motivaciones criminales de asistentes sociales y de médicos son el producto del populacho que sube y que gracias a la autoridad absoluta que les otorga el Estado francés, se autorizan absolutamente todo para hostilizar torturar, despreciar, calumniar y mentir contra aquella que demuestra INDEPENDENCIA, ALTURA INTELECTUAL Y BUENAS MANERAS.

 Esas se dicen, pero ¡cómo es posible que ésta venga a pedirnos ayuda?

Entonces se desencadena un vendaval de problemas creados artificialmente por sus mentes nauseabundas y el resultado se vuelve acto mafioso, mentiras calumnias y el oprobio lanzado contra mí, que he vivido siempre al margen de la sociedad, jamás he pensado en la vida ajena ni por un segundo pienso en hacer daño a nadie, esto ellas que lo practican todos los días y que forma parte de sus tareas cotidianas no podrán jamás comprenderlo.

Lo único que hay que hacer es retirase, cerrar nuestra puerta con doble cerrojo y terminar nuestras vidas sin jamás, nunca más, atravesar un a puerta de un “Servicio Médico-Social”

LOS DERECHOS A LA SEGURIDAD SOCIAL DE SALUD

Es para protegernos en nuestra jubilación que durante toda nuestra vida el Estado nos sustrae cotizaciones para la jubilación y la salud.

 ¿Con qué derecho me obligan ahora por sus malditas reformas a humillarme ante esas desgraciadas criminales y llegar a golpearles sus puertas para obtener mis anteojos especiales?

Es une vejamen insoportable.

Yo no tengo porqué mendigar nada he cumplido perfectamente y con honor mi trayectoria de formación profesional y nadie sino yo sola he mantenido a mi madre.

¿Qué se creen esas criminales?

He sido yo sola la que pagué los 3 entierros por cambio obligado de cementerio

Soy yo sola la que pagué con mi miserable jubilación y por medio de mensualidades elevadas a 400€, durante 3 años, la construcción de la tumba de mi madre, sin ayuda de nadie.

He sido yo sola, la que construí la tumba de mi Madre y mía, porque mi lugar está allí listo esperándome, espero que sea lo más tarde posible; lo logré y ha sido el logro más grande que he obtenido.

Y que logré privándome durante 3 años de comida, sobreviviendo con sopas CLINUTREN

Exijo respeto y que se retiren de mi camino.

 

MIS LENTES

Por fortuna mi vista se estabilizará con la vejez, no habrá más cambios de lentes y se los juro, esas serpientes no me verán nunca más atravesar sus oficinas.

Podrán quedarse con las ganas de torturarme, mi soledad, mi independencia y mi vida quedarán al resguardo.

¡Ellas son olímpicas!

Si por desgracia tuve que hacerlo ahora, para obtener mis anteojos,  luego de 20 años sin ver una “asistente social” , fue  obligada por la Buzyn, la peor ministra de la salud que hemos tenido, ministra criminal que me obligó, a humillarme delante de un servicio cretino y, que desesperado por mi presencia y mi carta de motivación perfectamente escrita, se alborotó y desesperadas ante la incomprensión de que una Profesora y artista, llegue como una pobre idiota a mendigarles anteojos que la ministra de la salud, sacó del reembolso médico de la Seguridad Social.

Yo he trabajado y cotizado en Francia, yo no he vivido a cargo de nadie, el tener acceso a mis antojos es un derecho que se me debe en total justicia.

¡¡¡¿Qué quiere decir esto Señores?!!!

¿Con qué derecho el Estado francés me obliga à humillarme y a llegar a pedir ante el POPULACHO un par de lentes que él me los debe sin necesidad de pedirlos como algo ESPECIAL y con qué derecho me ha obligado a deber pasar por encuestas y dejarles entre sus garras mi intimidad a una desgraciada sin educación?

Esto no se lo perdonaré jamás a Francia, un día escribiré mis MEMORIAS, una vez que esté bien instalada.

Dios me otorgará días mejores, aunque sea al final de mi vida.

 

Nadezhda Carmen Gazmuri-Cherniak

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!