Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

LO QUE MÉDICOS Y POLÍTICOS NO DICEN DE CÓMO MANTENER EL CONTACTO FÍSICO CON ANCIANOS

13 décembre, 2020 (12:25) | Non classé

MÁSCARA FFP2 PROTECCIÓN TOTAL

NADEZHDA Y SU MAMÁ EN 2010 JUSTO ANTES DEL ASESINATO

                        LO QUE MÉDICOS Y POLÍTICOS  NO DICEN

 

        De cómo cuidar a los ancianos 

                  En época de COVID

 

Estimados Lectores,

Me decidí a escribir este artículo para que sirva de ejemplo vivido, de gran utilidad social, en esta época malograda por el virus Covid; estimo que podrá servir para todos aquellos que van a pasar Navidad en familia, cerca de sus padres ancianos, las órdenes sanitarias del gobierno no sólo son estúpidas, sino que, aplicadas por ejemplo en los Centros de detención franceses para ancianos, los EHPAD, se vuelven asesinas. Lo es igualmente para aquellos rarísimos que mantienen sus viejos en casa.

Privar de contacto físico a un viejo es un acto de tortura que puede ser mortal.

La orden de no reunirse más que en grupo familiar de seis personas, no acercarse a los ancianos, y privarlos de caricias es la orden de la “Caserna Francia”.

Un poco de historia…Personal.

Desde que mi madre comenzó a envejecer, situémonos en el año 2000, y que le diagnosticaron una enfermedad degenerativa, tres condiciones imperativas se presentaron ante mí:

  1. Dejar de trabajar en la enseñanza, para
  2. Ocuparme sola de mi madre sin ninguna “ayuda exterior” y,
  3. Formarme en casa, con clases particulares de un enfermero, para prodigarle todos los cuidados de enfermería necesarios sin tener que acudir a una enfermera del exterior.

Ocuparse a tiempo completo de nuestra madre inválida no es darle cariños y servirla o acompañarla, los cariños son inútiles si no sabemos prodigar lo fundamental, estar capacitada para ejecutar actos médicos perfectos, que van desde los más finos como saber dar cuidados estériles, inyecciones, a los más simples y que parecen anodinos, como lo es el saber cambiar las sábanas sin levantar  a la persona de la cama, hacerle un champú en cama retirando la cabecera de la cama médica, y levantarla para sentarla en el sillón rodante.

Fue así como jamás me hice asistir y le prodigué absolutamente todos los cuidados a lo largo de trece años, sin interrupción día y noche, sin que nunca sufriera por una falla de mi parte, bien por el contrario.

Pasamos cuatro años en Colmar, siempre la vacuné contra la gripe, porque ya sabía colocar inyecciones desde mi adolescencia, Mamá jamás sufrió de gripe ni de infecciones.

PIONERA EN EL USO DE MASCARA DE PROTECCIÓN, INFALIBLE COMO ÚNICO MEDIO DE PROTECCIÓN DE PERSONA ANCIANA.

La publicidad de higiene sanitaria para protegerse del Covid de las “autoridades francesas” no es ninguna novedad para mí.

  • Enfrenté con mi madre, la epidemia de H1N1, en 2009.
  • Me protegí en permanencia con máscara FFP2 en el interior, y no dejé de acercarme a Mamá para prodigarle todos los cuidados como de costumbre y jamás dejé de abrazarla, lo único que suprimí fue el besarla.
  • Antes de salir con mama al exterior, en su sillón rodante, para gozar de nuestro paseo cotidiano, la protegí de manera permanente, con máscara FFP2.
  • ¡Mamá no sufrió jamás de gripe, del virus de la epidemia H1N1, ni de mi propio virus!

En 2010, la única enfermera de Mamá se vio víctima de un virus desconocido.  Era yo, la única enfermera de Mamá.

¡Por ningún motivo iba a declarar mi enfermedad al exterior, las autoridades de la “Caserna Francia” me la habrían retirado para internarla en un asilo!

Fue así como, saqué fuerzas, tengo una cantidad fenomenal siempre en reserva, y continúe bien escondida en casa con ella, cuidándola como de costumbre.

LA PROTECCIÓN DE LA MASCARA FFP2 ES INFALIBLE

PERMITE EL ACERCAMIENTO Y LOS CUIDADOS PERMANENTES A UNA PERSONA ANCIANA SIN CONTAMINACIÓN.

En 2010, sufrí durante una semana, de un virus desconocido, nada se vio en los exámenes de sangre,  los síntomas terribles de ese virus debí afrontarlos sola,  nuestro médico de cabecera no podía  aliviarme ya que no existe ningún remedio contra los virus,; con una voluntad de fierro,  me armé de fuerzas para ocuparme de mamá, alternando los cuidados a horas fijas, con mi  reposo obligado sentada a su lado, tratando con esmero de que mamá no se diese cuenta de la gravedad de mi estado, tuve que soportar la fiebre de cuarenta grados que subía y bajaba bruscamente  a intervalos durante día y noche, los vértigos que me hacían vacilar al caminar,  la falta de apetito y los dolores de cabeza atroces, que no se calmaban ni con dosis de Doliprane como para calmar a un elefante. Esos síntomas perturbadores me agobiaron más de una semana, no fue por ello que dejé de ocuparme de Mama y de abrazarla CON MASCARA FFP2.

En esa época, nadie salía con máscara de protección, yo fui una pionera en la materia, cada tarde, justo antes sentar mamá en su sillón rodante para salir a pasear, le ponía una máscara FFP2.

Nuestro médico de cabecera me dijo esto: “su madre se habría muerto desde hace años si no fuese usted la única que la cuida día y noche, es únicamente su presencia la que le ha prolongado la vida, ella siente s uperfuea, escucha únicamente su voz, siente que es usted la única que la lava, la alimenta y esta a su lado día y noche, y que estimula a cada instante su cuero y su siquis, es usted la única que con su presencia la mantiene en vida.”

Utilizar una mascara FFP2 protege con una seguridad total de impermeabilidad, toda posible contaminación es imposible, lo repito jamás dejé de abrazar a mi madre, cuando mi enfermedad imponía una protección absoluta, mi mascara FFP2 en el interior y al exterior, me permitió el mantener nuestro ritmo de vida, sin ningún cambio perjudicial para ella.

 

 

Mi experiencia habla por sí sola, ninguna autoridad gubernamental puede destruir una experiencia personal comprobada factualmente.

Es un crimen privar a sus padres ancianos de contacto físico, las mascaras FP2 son las que permiten a los médicos y enfermeras el prodigar cuidados con una proximidad sin reserva a los pacientes ancianos.

¿Cuál es la razón médica que le permite al gobierno decretar una orden que va contra toda justificación científica, que ordena un distanciamiento físico total de personas ancianas si se está protegido con mascara FFP2?

¿Por qué deberían privar del contacto físico necesario entre padres e hijos durante todo el tiempo que durará la pandemia COVID?

Compren una buena dosis de cajas de mascara FFP2, como yo me armé en 2010, y pasen Navidad en estrecho contacto físico con sus padres, es el único tesoro, el único regalo valioso que la vida nos otorga, nada es comparable a ese acercamiento físico absoluto que nos da el abrazo a nuestros padres.

Abracen bien fuerte a sus padres ancianos, protegidos de mascara FFP2;

Ustedes tienen la suerte de tenerlos en vida.

 

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

 

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!