Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

MI AUSTERIDAD POEMAS DE AMOR

27 septembre, 2020 (18:15) | Non classé

 

            MI AUSTERIDAD

 

I

Mi destino

Mi vida entera

Está entre las manos

Del buen decidir

O tal vez del equivocado juicio

de una señora directora

De una agencia de alquiler

Junto al mar.

Porque les parece increíble

Les parce imposible

Mi austeridad

No dejándome casi nada

De lo poco que gano

De eso que la gente llama

“para mi uso personal.”

II

Porque para la bestialidad

De los administradores franceses

Yo debo esperar

Por lo menos

¡Quince años!

Para cambiar de comuna y de casa.

III

Yo les dije que

Para ese entonces,

Dentro de quince años

Yo ya tengo reservada y bien pagada

Mi pieza de cemento.

IV

Por favor, Señor

¡No diga necedades!

Yo ya tengo

Mi pieza de cemento

En el primer piso

de la última casa de Mamá

En el cementerio

Está todo listo

Para acogerme en el primer piso

De la última casa que le construí yo sola

A Mamá.

Pagando con sacrificio

Y paciencia durante 18 meses una tumba digna

Una pieza de cemento

Que dentro de poco me acogerá.

V

Yo ya puse la placa con mis tres nombres

Y mis dos apellidos

Falta solamente que se grabe

La última cifra que seguirá al año 20…

La cifra que completará

La fecha precisa y el año justo de mi muerte

Que solo Dios conoce.

VI

Yo le ruego día y noche

Que me lleve

Lo más tarde posible.

Porque tengo aún tanto que escribir

Tengo que tomar mis pinceles

Y pintar marinas

Y seguir sola

El pobre tiempo

Que me queda por vivir

Mi pobre

Miserable y corto espacio

Que me queda en suspenso por vivir.

¿Mi destino?

Él está ahora entre las manos

De una directora

de una agencia de alquiler

Junto al mar.

VII

En el cementerio

En la tumba de Mamá

Está grabado para siempre

Que me llamo

Nadezhda Carmen Florencia

Gazmuri-Cherniak

Eso nadie lo cambiará

Porque es el bautismo

El que vale y no las leyes inventadas

Por administradores de países

Para atravesar la aduana

Para cobrar salarios y jubilaciones de miseria

Son los nombres y apellidos del bautismo

Con los que Papá y Mamá

Nos crearon y dieron su amor

Es esa la que es nuestra herencia

y no cuestiones materiales

Más mis nombres y apellidos

y que será nuestra más importante responsabilidad.

La que nos indica que nada debe cambiarse

¡Con el motivo que una se exilia

Voluntariamente y que decide

¡El cambiar de país!

Porque sólo el bautismo

Es la eterna marca

de lo que será nuestra identidad

Es esa la que debe quedar

Grabada para siempre en la sepultura.

VIII

Aunque asesinos

Quieran con puntapiés

Arrancar la cruz

Y de cuajo

Lo que somos

Lo que fuimos

Borrar lo que fuimos,

Es imposible

Nadie podrá borrar

Lo que fuimos, lo que somos

Porque es en nuestra sepultura

Donde quedan grabados

nuestros nombres y apellidos

para la eternidad.

IX

No pueden ser borrados

Con los puntapiés de esos cuatro asesinos

Que el fondo, en lo más profundo del infierno

Les debe ser reservado un lugar hirviente

como su único lugar eterno.

X

No el golpe salvador de la guillotina

No el balazo

Que de un golpe les de la muerte

Les debe ser reservado como castigo

Al delito

Del asesinato de Mamá.

El fondo más recóndito

¡Del infierno!

XI

No, escúchenme bien

Lo que yo les digo

Le digo solemnemente

¡Seriamente!

Lo que les debe estar

Reservado

Es el último círculo

¡Del Infierno dantesco!

XII

Mi destino está entre las manos

De una directora

De una agencia de alquiler junto al Mar.

XIII

Hastiada de esperar

Haciendo poco honor

A mi nombre Nadezhda

Que en ruso

Quiere decir Esperanza

Dejé de lado los pedidos

A los administradores franceses

de alquileres para miserables.

Todos me engañaron

Todos se burlaron

¡Donde parece que Francia entera está haciendo cola!

Porque los administradores me dicen

Que tienen tres mil

Pedidos inscritos

Antes del mío

Bueno, les dije

Está bien

Vale lo que dice…

Yo no puedo discutir

Contra el muro.

Pero le pregunto esto:

¿Conoce usted las Escrituras?

¡Los últimos serán los primeros!

Yo soy la última

Siempre que busco algo

Yo siempre me quedo en el rincón

Esperando en silencio

Yo no soy jamás la elegida

Yo no obtengo nunca lo que quiero

Pero ustedes no saben cuales

Son las cosas que cosecho

Solo Dios sabe

Cuál es mi cosecha

Cuáles son los frutos

Que se desprenden de mi árbol

Que secreto sale de mi campo

De mi tierra fértil.

Solo Dios sabe cual es el fruto de mi cosecha

Esa que no se deja ver a la luz del día.

Porque Dios ha querido que yo restablezca

Sola el equilibrio

De no ser jamás la elegida.

De quedarme siempre

Sola, recluida en una espera interminable

Sola, en un rincón

Porque yo no no obtengo jamás lo que más quiero

Aprendí sin titubeos

A agarrar firmemente

Del destino amargo

Solo aquello que se me da

Contentándome de lo poco que la tierra me reserva cada día.

Porque a cada día le basta su pena cotidiana

Yo no arrastro nada que me cargue aún más el peso

Ya bastante es la carga de la vida del pasado

Dios me enseñó

A restablecer sola el equilibrio

De no haber sido nunca la elegida

De no haber sido nunca la primera

En los Juicios

De los administradores salvajes.

En la agencia de alquileres

Junto al mar

Me piden papeles y documentos

Cuanto gano

Cuantas son mis obligaciones mensuales

Analizan a la lupa

Y el veredicto

No se deja esperar

Les parece increíble mi vida austera

No es posible que sea capaz de vivir en la miseria

Y que siga firme capaz de enfrentar mi camino

Sin dejarme casi nada

para eso que la gente llama

“Su uso personal”

Están aterrorizados

¡Me imagino que tumulto en sus oficinas!

Tienen miedo de que si me ofrecen un arriendo

De que no les pague el alquiler

Que sea una idiota

Demente como muchas

Que fuman

Beben y se drogan

Yo no he puesto nunca un cigarrillo en mis labios

Desconozco el sabor de la nicotina

No es el humo el que ha empañado mis ojos

Sacándome lagrimas como una ola rompiente

No es el vino el que ha alterado mis pensamientos

No es el vino el que ha inspirado mi escritura.

XIV

Mi vida es austera, cierto

Trato en vano de convencerlos

Que soy seria y honesta que no tengo impagos

La prueba esta en mis cuentas ordenadas

Lo he demostrado durante casi cuarenta años

¡Entonces me piden garantes!

¿Garantes?

¿Qué es eso?

Yo avanzo sola

No he tenido muletas ni en la desgracia material

Ni en las agonías

He soportado sola el duelo

Dándome fuerte la cabeza contra muros y puertas

Gritando encerrada en la pieza

Dando alaridos de dolor

¡Diciéndole a Dios, no, no es posible!

Porqué permitiste que Mamá, esa sublime creatura

Muriese como una Mártir un Viernes Santo

entre las garras de ese salvaje asesino

No, porqué Mamá ya esta noche no dormirá nunca más conmigo

Nunca más tendré entre mis brazos

Su cuerpecito de porcelana

Frágil y perfumado con olor a vainilla

Y su cabecita con su pluma de cabello albo

Y por las mañanas al despertar

Nunca más tendré su sonrisa

Esa sonrisa de ángel que me decía

 Buenos días, mi chiquitita, ¿y tú cómo estás?

Sola dando alaridos

Me golpeaba el cuerpo contra los muros

Me azotaba la cabeza contra los muebles

Contra las puertas

Llorando hasta que los ojos

No podían más verter las olas rompientes

del llanto que surgía como un torrente

De espasmos sin medida

Y los administradores de agencias de alquiler

Se quedan aterrorizados al ver mis entradas y salidas de dinero

Tienen miedo de que siendo tan pobre

De que no les pague el alquiler

No saben todo lo que he sufrido sin la ayuda de nadie.

XV

Volví sola a casa en el metro de vuelta del cementerio

después de haber puesto el pequeño ataúd de Mamá en la tierra

Tambaleándome sola por las escaleras del metro que apenas podía escalar

La gente creía que estaba ebria

Y era solo el dolor que me hacía vacilar aferrándome fuerte en la barandas inmundas del metro.

Así llegué sola a casa

Del cementerio

para azotarme contra los muros

Para golpearme la cabeza contra las puertas dando alaridos

¡Y ellos tienen miedo de que nos les pague el alquiler!

XVI

Yo desde la muerte de Papa tomé Maman a mi cargo

Invertimos los roles

Mamá sola y viuda

Sufriente y desvalida

Me volví yo la madre y ella mi bebé querido.

Se produjo por fuerza inevitable

Una maternidad invertida

XVII

Y, yo jamás he vivido

Con eso que llaman deudas

No he tenido jamás un impago

Los pagos difíciles y mis contratos

Soy yo sola

La que los he firmado

Con contratos tamponados, legalizados

Y jurados con firmas bajo el honor de ser pagados

Sin que nadie acuda en mi ayuda

Nadie ha venido a socorrerme

Cuando varios días en el mes

No hay nada más que agua y té

Para engañar el hambre

Que retuerce con dolor el vientre vacío.

Pobre gente me digo

Como convencerlos

¡Mi inscripción de alquiler junto al mar

¡Está en grave peligro!

Yo espero

Porque yo sé que la decisión está en un hilo

Y así me quedo

Como una funámbula

Que atraviesa el acantilado

Sin ataduras sin protección

Con peligro de caer al vacío

Frente al precipicio.

Yo soy la equilibrista

Que fuerzan cada día

A una nueva prueba

pasar aún otro examen

El atravesar sola el precipicio

Con peligro permanente de caer al vacío.

XVIII

Y me quedo en el rincón

Esperando

Yo sé que será difícil

Porque yo no soy nunca la elegida

Cuando postulo

Todos llegan antes

En la fila soy yo la última,

La que no obtiene nada

y me dicen que otros son ya los primeros

Yo espero la verdad de las Escrituras

Porque sólo Dios sabe

Que yo no soy nunca la elegida.

[…]

 

Amín

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

Poemas de Amor

(En escritura)

Paris, 27 de septiembre de 2020

18.15h.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!