Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

UN FRAUDE, EL DESPRECIO Y EL ASESINATO. CAPÍTULO N° 1 DEL LIBRO :3 AÑOS, 36 MESES, 1095 DÍAS, 400€

21 janvier, 2021 (11:40) | Non classé

2013 ANTES DEL ASESINATO

EL PINTOR HERNAN GAZAMURI EN EL TALLER DE LHOTE PARIS 1928

LA DONATION GAZMURI

 

 

TUMBA DE CLARA, LA VIUDA DEL PINTOR HERNÁN GAZMURI

                  UN FRAUDE

                  EL DESPRECIO

                           Y

               EL ASESINATO

[Extracto del libro en preparación] In, 3 años, 36 meses, 1095 días, 400€

Capítulo N°1

MI VIDA CON MAMÁ EN PARÍS

Carta a mi amigo Manuel.

Manuel,

Este mes cumplo 67 años. Cuando llegué a Paris, en 1980, en un día nublado y frio de invierno, apenas habían terminado las fiestas de Navidad y del año nuevo. Yo era una joven entusiasta de 27 años, profesora de castellano, artista- pintora y poetisa confirmada. Yo no sabía que, con mi llegada, firmaba un pacto de destrucción con este país que se condujo con nosotras con una ignominia despiadada, cobarde y sin límite. Hasta llegar a torturar mamá, hasta darle la muerte. Porque ese médico traidor y sus tres colegas cómplices del hospital que terminaron de matarla, porque Mama fue torturada en dos tiempos, primero en casa, por el “docteur Traître-Tant” y después, en el hospital donde la llevé in extremis, donde se alojaban los tres médicos cómplices, colaboradores y asesinos del Docteur Traître-Tant.

Esos asesinos son franceses, no de “souche, “sino extranjeros asimilados, no hubo ningún galo Jean Dupuis, sino cuatro nombres extranjeros. No hay que olvidarlo. ¡Como no pertenecemos verdaderamente a Francia porque nada tenemos de galas, el desprecio y envidias que nos han demostrado es un ejemplo factual de la sociedad del desprecio de Axel Honneth o una obra del escritor Daniel Kehlmann!

No puedes imaginarte con qué convicción, ansias y esperanza preparé mi exilio voluntario, siguiendo el mandato al que me llamó Mamá, para hacer realidad la Donation Gazmuri, ella, ya viuda del pintor Hernán Gazmuri, mi padre, se despojó voluntariamente de los dos cuadros principales, la obra capital del pintor que ella recibió con toda su colección, como su herencia pictórica y los ofreció oficialmente a Francia en un acto solemne de convicción artística, de homenaje y sellando  un pacto con la eternidad para su marido pintor.

Los miserables de la administración no lo vio así, porque brutos, groseros e ignorantes, viniendo de lo más bajo, nos insultaron, haciendo creer en la prensa que la donación la hice para cobrar el derecho a un HLM, yo jamás hubiese imaginado un tal oprobio y ser el objeto con mi Madre de un monumental insulto.

Si hubiese tenido dinero habría escapado ipso facto de Francia con mi madre

Ahora mismo, si fuese joven, huiría despavorida o pediría el exilio a un país que pudiese recogerme.

Ahora que la vejez llegó inexorable, no me queda más que escribirte querido Manuel, rogándote ayuda, ya que nadie va a a tenderme la mano ahora que no tengo ya más nada que ofrecer, y que no me queda más que un corto tiempo de vida. 67 años no es ninguna broma. Nadie hace proyectos de exilio a una edad avanzada, nadie, solo las locas que se creen jóvenes a mi edad; hay que vivir con su edad, me decía Mamá, y cuando una mujer llega a la vejez, ésta debe hacerse discreta; yo sigo su enseñanza.

El no representar la edad que se tiene, y por genética, parecer más joven, es una cuestión puramente estética, que acepto, pero que en la realidad factual es indiferente, porque lo único que debe ser considerado desde el punto de vista estrictamente biológico y filosófico es el tiempo que nos queda para vivir y no nuestra estética y nuestra buena salud; en cuanto a la salud se refiere, se la tiene hoy y nadie sabe lo que nos reserva el mañana.

Los trámites y la organización de esta donación fueron arduos, difíciles y altamente complicados y Mamá se esforzó por hacerlo factible en la embajada de Francia en Chile; con gran cautela, discreción y su sempiterno silencio y temperancia. Mamá me mandató para representarla en París, ya que ella tímida y retraída; detestando desde siempre el mostrarse en público, sabía que yo no tengo problemas ni de timidez ni de dificultad para dialogar con la gente ya sea por escrito o al oral.

Fue así como llegué a París en “misión artística” para hacer realidad el don cultural de la obra capital del pintor Hernán Gazmuri al Museo de Arte Moderno de la ciudad de Paris.

¿Cuál fue la intención de esa donación?

Hacer entrar de manera solemne en las Colecciones de la Escuela de Paris, de manera oficial al Patrimonio pictórico francés, la obra del pintor Hernán Gazmuri, quién fue discípulo distinguido de André Lhote en los años 28 en Paris.

El resultado de mi periplo francés, de mi exilio voluntario fue una trágica aventura en que la oficialidad francesa, sus funcionarios, su administración reinando en el Museo, en la alcaldía, en la Educación Nacional y en los hospitales, se convirtieron en nuestros torturadores; hasta infligirnos el desprecio, el impedir mi desarrollo profesional, y artístico para darle la última estocada a Mamá, rechazándole los cuidados y haciéndola sufrir una agonía indecible hasta provocarle la muerte; un caso de asesinato que ha quedado impune.

Espero que ahora me ayudes a salvar lo único y lo último que me queda por proteger antes de mi propia partida: su ataúd.

Porque este país, me amenaza hasta post mortem de hacer una toma de la concesión funeraria de Mamá, para salvar su tumba debo pagarkle a la alcaldía, es decir al tesorero Publico el resto que me queda por pagar de mi primera cuota, de 500€, debo pagarles 7680€ para que su concesión funeraria no sea retomada legalmente por la alcaldía, el Estado francés, aquí la única forma de que una tumba no sea abierta y que el ataúd no sea tirado a las llamas e incinerado es ¡PAGAR!, acto salvaje y brutal contra el que me insurjo violentamente y te ruego me ayudes o a salir in extremis de este horror o a darme la manera de como tú ves esta gravísima situación para salvar su tumba; yo ya he agotado todos mis recursos económicos y he hecho todos los trámites posibles para arreglar honorablemente este problema económico- funerario.

Luego de casi 40 años de lucha infatigable por obtener lo que merezco en materia de logros profesionales; y que fueron pisoteados por infames que viciosos, celosos, enfermos de maldad y de envidia, se pusieron en mi camino para impedirme el logro que merecía en cambio de tantos sacrificios.

Con esta entrada en la vejez se impone el análisis de resultado, he aquí lo que debo contarte y que ignoras querido Manuel, tú que debiste estar a mi lado, tú que habrías impedido que este país que elegí con tanto equívoco, impusiese su Moobing y que nos trataran esos funcionarios miserables, a Mamá y a mí como personas despreciables.

Si te contarse en detalle los maltratos que le impusieron a Mamá cada vez que debí internarla por tres veces en hospitales, si te contase el desprecio, la maneras groseras de enfermeras que la maltrataron hasta un estado gravísimo, haciéndola caer de la cama y dejándola sola para que de la caída se quebrase el cuello del fémur! Debo contarte como la dejaban sola para tomar su té y que incapaz de sostener la taza de té en sus manos, la volcaba en su pecho, quemándose y dejándola con ampollas; por haber reclamado al mediador del hospital, se vengaron dejándola caer de la cama.

¿Abogados? ¡No me hables de abogados en Francia! Cuando no tienes dinero, la ayuda jurídica es un desastre, los que la aceptan, dicen “ayudarte” lo hacen en el escrito, porque en la realidad no hacen nada; lo poco que hacen por obligación administrativa,, como lo es firmar una carta, recibir tus carpetas y documentos, lo hacen de mala gana, forzados, no trabajan en nada y al final, justo dos días antes de la  audiencia se ponen a redactar memorias superficiales oficiando de ventrílocuos, no manejando en nada el caso que les confiamos, sin tomar seriamente el caso humano de injusticia  y muerte que no es mas que la vida de un ser humano malograda. Ellos pasan rápidamente a otra cosa, mirando si cesar el Smartphone, para salir rápido del tribunal a encontrar sus respectivos o respectivas…

Yo cometí el grave error de confiar el sufrimiento y asesinato de Mamá a abogados infames, que nada hicieron por establecer justicia y castigar a esos criminales, si hubieses leído al memoria indigna que redactó la última abogada a quién le confié el cartapacio que redacté yo sola de más de 300 páginas, en defensa de Mamá; ni siquiera un alumno de liceo hubiese escrito esas páginas, un desorden absoluto, sin la más mínima estructura,  mal redactado , imposible de leer, esa fue la abogada francesa! Perdió el juicio, naturalmente, ¡con una memoria de esa calidad de aguas servidas! y luego me pasaron la cuenta, debí pagar 2000€ de gastos de justicia, 500€ para cada médico asesino, todavía estoy pagando por mensualidades, hasta el año 2023. Con ese fracaso monumental asqueroso que me dejo esa abogada infame, me decidí a nunca más confiar ante un abogado el sufrimiento de Mamá, sin dinero, en este país, no habrá abogado que lo tome a su cargo con la fuerza de conocimiento jurídico necesario, y a pesar de que el caso de su asesinato es tan fácil, porque tengo en mi poder todas las pruebas factuales del rechazo de cuidados el día de su infarto y todas las pruebas de las mentiras escalofriantes de esos médicos asesinos.

Yo encontré otra forma de hacer conocer este maltrato y asesinato, porque se trata de un maltrato organizado que no hubiese ocurrido aquí, si  Francia estuviese dotada de un conjunto de  verdaderas leyes hospitalarias y de leyes que impidan que médicos y equipos médicos hagan lo que se les ocurre dentro del medio hospitalario, los códigos jurídicos de la Seguridad Social, que estudié con minuciosidad, antes de escribir mi SCRIPT-CLARA,  son textos y cláusulas que solo protegen a los médicos y sus equipos; las leyes que dicen proteger al enfermo son una clara mentira y una hipócrita Carta, “el estatuto del enfermo» el que, en la realidad no sirve más que para decorar la puerta de entrada de la pieza del hospital.

Si te contase como en el primer maltrato, en 2008, el médico jefe, mintió descaradamente diciéndome que Mamá se había caído corriendo por el corredor, cuando Mamá estaba inválida y no podía tenerse en pie y no daba un paso sola y solo la movilizaba en sillón rodante.

Si te contase Manuel como todos abusaron con una cobardía ignominiosa, contra dos mujeres indefensas, este país que se vanagloria de ser fraterno, libre y solidario; la verdad es que fueron groseros, egoístas, cobardes y asesinos, critican al extranjero, y son verdaderos torturadores con aquellos que no pueden defenderse.

Si te contara la hipocresía y maldad de médicos cómplices que la maltrataron sádicamente únicamente porque estaban celosos de vernos atadas como no existe otro un amor filial en Francia; país que inventó los centros de detención para ancianos, los EHPAD, es claro,  que harían esos pobres viejos solos, si los hijos los echan a la calle desde que envejecen, porque los molestan, les “impiden vivir sus vidas” como dicen los franceses, y son capaces de echar a la calle a sus padres, como propietarios que echan a la calle a los arrendatarios con impagos.

Francia es el país donde los hijos, sin amor, y sin el más mínimo sentido del decoro, porque el sentimiento afectivo en ellos está muerto, son capaces de tirar a las casas de jubilados a sus propios padres que les dieron la vida y que los hicieron ser lo que son, este es el país donde los hijos los tiran a sus padres a los EHPAD, como desechos inservibles, y se liberan de los cuidados que merecen recibir sus padres de sus propios hijos, cuando llegan a viejos.

Sí Manuel, debo contarte lo que tu ignoras, porque si tu hubieses estado a mi lado, nadie hubiese osado levantar el odio contra Mamá, nadie habría osado maltratarle, torturarla y matarla porque desde que un hombre está respaldando como un  apoyo incondicional y que es testigo de una familia, nadie se atreve a cometer la serie infinita de actos cobardes e indignos que nosotras debimos soportar sin  cesar de Francia  y durante casi cuarenta años; todo esto tuvo que sufrirlo Mamá, este es el regalo que le reservó Francia a la viuda del pintor Hernán Gazmuri; este asesinato indecible es lo que Paris reservó a Mamá, creatura sublime de belleza, ternura, delicadeza y de paz; todo en ella era luminoso y radiante, con toda razón la llamaron CLARA.

[…]

5 capítulos

Libro en preparación.

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!