NADEZHDA GAZMURI-CHERNIAK

Escritos literarios – críticos, anuncios de nuevas publicaciones, libros editados

Skip to: Content | Sidebar | Footer

Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

ERRADICAR LA IMBECILIDAD EN LA LITERATURA – KAFKA-CIORAN- MANGANELLI

12 Diciembre, 2021 (12:08) | Non classé

   ERRADICAR LA IMBECILIDAD

 

 

    EN LA CRÍTICA LITERARIA

 

 

      KAFKA – CIORAN – MANGANELLI

 

 

VIDAS Y OBRAS

  

Estimados Lectores,

El año pasado murió el eminente traductor de Kafka  Robert KHON, su última obra de traducción del Diario de Kafka supera la de Marte  Roberts, no solo porque tuvo acceso a manuscritos para la autora le fueron anteriormente vedados, sino porque su capacidad analítica de traductor es insuperable haciendo resonar el verdadero Kafka, aún más palpable y sobresaliente que en su obra de ficción. La muerte de un gran artista, de un tan gran intelectual nos deja huérfanos, a todos nosotros que compartimos la “raza de intelectuales” (A.M.)

Robert Khon tuvo acceso a manuscritos a los  que, a la autora en su época Conocemos mucho mejor el artista Kafka por medio de su Diario que en la Metamorfosis o en el Proceso; a excepción de El Terrier de la Colonia penitenciaria, donde es analizada la trágica labor del acto de escritura.

le fueron vedados. Es preciso procurarse esta última traducción para tener acceso en detalle al verdadero Kafka, vida y obra fusionadas, y sólo comparables en dificultad a otros dos escritores mal comprendidos  porque rompen y desequilibran el acto creador literario, me refiero a Cioran y  a Giorgio Montanelli, quienes aunque diferentes por las diferencias idiomáticas, de temas y de estilo, son precisamente ejemplos singulares para realizar trabajos de literatura comparada; siguiendo la premisa de André Malraux, no se comparan dos estatuas griegas, sino  una egipcia con una griega, y es así como llegaremos a un estudio comparativo de alto vuelo literario.

Las diferencias de estilo y de lengua entre estos tres escritores que fusionarpn vida y obra, han sido interpretados con una acendrada superficialidad, casi siempre, rebajándolos a estratos de vulgaridad insoportables, la declaración de Brod en esta entrevista aclara y destierra las creencias repartidas mundialmente sobre el carácter depresivo y taciturno de Kafka, lo mismo se ha dicho de Cioran que no vivió nunca “en las cimas de la desesperación” en su vida cotidiana, siendo un amigo generoso, y que mantuvo amistades alegres y vivaces extremadamente cordiales son sus amigos. Cioran fue siempre crítico del tiempo que se pierde en la vida social, no obstante, su fidelidad y su capacidad de compartir conversaciones animadas con amigos demuestran la diferencia irreconciliable entre “vida social” y el compartir momentos con verdaderos amigos.

Manganelli es un caso similar y aparte en su  parecida incomparable  reticencia a la vida mundana, y en su  esplendorosa capacidad de desarrollo estético de la lengua italiana; pienso que es el único y el último exponente de la literatura moderna italiana que ha llevado la lengua italiana a una expresión tan poderosamente bella y sonora, que es un verdadero barroco-moderno, hay que leerlo, en italiano para tomar la amplitud de su poder idiomático;  la lengua italiana es llevada a sus límites, a un paroxismo expresivo del idioma que no será jamás  superado. Su traductor Philippe Di Meo y Jean-Baptiste Para, comparten como traductores  un acierto tan bien logrado; el haber dejado en silencio la dulzura francesa para dejarle el lugar a la preciosidad de un orfebre de la lengua que es Giorgio Manganelli  quién como Kafka, o Kafka como Manganelli, cada uno es su lenguaje,  expresión y Vida se hicieron acto en una simbiosis que izan la literatura a las más altas alturas estilo, los tres dieron a la literatura  forma, estilo e idioma singularmente distintos  y son sin embargo hermanos en su insolente manera de rechazar normas, códigos y prohibiciones; los tres participando cada uno en el estilo que le es propio, a una tremenda dificultad  que ofrecen de traducción y, de exégesis literaria que solo expertos y recreadores  de su obra han podido darnos con suprema exactitud.

No es tarea fácil traducir Kafka, Cioran y Manganelli, el primero, traducido al francés debe dar el ritmo seco, preciso como un cincel de los escritos kafkianos, en Cioran es preciso respetar su sintaxis y sus giros terribles del lenguaje que deben expresar con la fidelidad total su desesperación y su ironía escondida sin concesión en la crítica de pensamiento recio, desnudo de artificios, inclasificable como Maganelli y Kafka, sin desvirtuar la profundidad y el límite , la distancia que se debe respetar ; Cioran exige el equilibrio que no es nunca respetado, cayendo varios exégetas en excesos ni privándole a su lenguaje la verdad del mensaje.

Los dos excelsos traductores de Manganelli han logrado la proeza de traducir el italiano barroco-moderno, dejando  bien al margen la lengua francesa, aquí no hay frases almibaradas de un  falso barroco francés, las resonancias son las del  más puro italiano han sido logradas; ya no estamos estamos leyendo para nada la traducción francesas, mágicamente estos traductores fusionan y separan.

En fin, será un nuevo descubrimiento y el último porque insuperable de la más fiel traducción de este Diario de Kafka, un escritor grabador, que con la pluma dibuja con un cincel la observación cruda y fina de su espíritu y del exterior, observado y  analizado con la pureza, intensidad y verdad del verdadero artista.

EL traductor revela también la verdad, acto  esencialmente   recreador   sabiendo quedarse consu lengua traductora siempre en la retaguardia.

El acto supremo de la autoridad de honestidad intelectual que deben siempre respetar tanto los traductores como los críticos del arte y de la literatura.

Que lección de Kafka…La ventaja única de la vejez es que se puede hacer el relato de lo vivido, porque lejanías perdidas para siempre y nosotros ya, casi a punto también de desaparecer.El temor de la subjetividad esta descartada por la perspectiva de privilegio que nos da lo que no volverá jamás y que se analiza modestia y de autenticidad intelectual

A propósito de Kafka, me permitiré contarles antiguos momentos vividos en una amistad amorosa con un excelso intelectual, experto en la obra de con la facultad retrospectiva.

El destino nos da singularmente  suertes existenciales y creo que una sóla vez en la vida, ya que demasiado corta y efímera para que grandes pasiones se produzcan a repetición en la vida humana; mi suerte fue la de conocer fortuitamente en un liceo parisino, un eminente intelectual, filósofo que perdió su vida, ganado su pan cotidiano, enseñando en lúgubres liceos de la Educación Nacional, cuando su lugar debería haber sido un puesto de Profesor universitario en una de las más prestigiosas facultades de filosofía. Las mafias se lo negaron.  Lo titularizaron solo un año antes de jubilar y…de morir.

(Yo guardo su nota de evaluación del “Inspector” de la Educación Nacional que le dio un 20/20, un imbécil, no podía ser de otra manera, este cretino debió hacerlo treinta años antes)

Nos conocimos en uno de esos interminables y aburridos “consejos de clases”, yo acababa de llegar a ese liceo y participé en el consejo, dirigiéndome directamente al “Proviseur” interpelándolo acerca de la pedagogía que se debía aplicar para con los alumnos de Terminal literaria.

Mi participación oral sorprendió a todo el consejo de clases, porque la mayoría de las profesorcitas de español en Francia no saben hablar y lógicamente no pueden por esto mismo “enseñar”; así es que este Profesor de filosofía fue el único que en medio del consejo me aplaudió, dejando al “proviseur” y al conglomerado de profesores todos titularizados con CAPES y Agregation confirmadas   sumidos en la más grande estupefacción. Como es posible que esta profesora de español más encima, recién llegada, “profesora contractual” sin ningún éxito en concursos como nosotros, venga a tomarse la libertad de discursearnos sobre métodos pedagógicos y de literatura. Esas primeras Serpientes llegaron al colmo de la envidia cuando se dieron cuenta de que yo  profesora titulada en Chile, sin concursos franceses, situada en el peor de los rangos administrativos de la Educación Nacional; pagada con un sueldo de miseria, era la compañera elegida de ese soberbio genio intelectual.

Esto, Francia república laica, tan fraternal y solidaria , en cuestiones de intelectualidad y de amor, no lo perdona.

Volviendo al consejo de clases, cuando el aburrido consejo terminó, él se acercó para decirme: “tu participación  fue genial, cuando tu hablas, el resto se calla “

Compartimos nuestros alumnos de terminales literarias,  él preparándolos para el Bachillerato en filosofía y yo, para el Bac en español; el consejo de clases  dio paso a un flechazo compartido al mismo tiempo que una ácultura y conocedor profundo de Kafka, y cuestión de  talla,  amigo de Vladimir Kankélévitch, quién le enviaba  sus alumnos, creo definirlo y dar su retrato con  estas escasas frases. Me dejó de herencia el libro LE PARDON libro, que en una de sus tertulias filosóficas y amistosas con Vladimir Jankélévitch, éste le había regalado con una bella  dedicatoria en la primera página, que le dejo firmada en agradecimiento a su labor de profesor emérito para con sus alumnos. Al dármelo me dijo: “te regalo este libro que me dio Jankélévitch porque tú lo mereces, por tu inteligencia, yo ya estoy viejo, guárdalo”

El libro Le Pardon está en un lugar de privilegio en mi biblioteca.

Sus críticas sobre Kafka fueron numerosas en la revistas de filosofía donde publicaba regularmente, tuve otra suerte aparte del fortuito encuentro intelectual, esta fue la de haber compartido una amistad amorosa fuera de lo común; amistad amorosa sin contratos ni alambres de púas, sabiendo que mi necesidad de libertad  era aún más fuerte y acendrada que la suya y que sólo se terminó con su muerte.

 

Nadezhda Carmen Gazmuri-Cherniak

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!