Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

UN POEMA DE AMOR DE PEDRO PRADO

22 juin, 2021 (08:56) | Non classé

         UN POEMA DE AMOR

 

           DE PEDRO PRADO

 

 

XVI

“Para mejor amarte no te amara;

renuncié yo a tu amor, más nunca al mío.

Tu viste en mi actitud solo un desvío,

un alma absurda y una mente rara.

Y la más pura lagrima llorara,

sufrí de la locura el desvarío;

de la muerte temida, sentí el frio;

mi angustia verde, y de crecer no para.

Te vi tan bella que te quise pura;

te vi tan dulce, que te quise buena;

te herí para apararte de mi lado;

para mi dejé solo la amargura;

hui el amor para escoger la pena;

Y en honda soledad mejor te he amado.”

                           Pedro Prado (1886-1952)

                  Esta bella ciudad envenenada

         

 

Estimados Lectores de lengua hispana,

Hoy quiero hacerles un regalo, este anuncia lo que mi breve ensayo crítico, revela como fundamental, siendo Rumí, Figura de este poema XVI, en Esta bella ciudad envenenada del Poeta chileno Pedro Prado.

No hay mejor y sublime regalo que ofrecer un poema, es un regalo intraducible, en ninguna lengua este poema de amor puede ser traducido; es cierto que un buen traductor podrá lograr, sin deteriorarlo en demasía, que una “comprensión del tema” sea clara y que  “el mensaje poético” sea superficialmente comprendido; es cosa más que sabida que la traducción traiciona al autor, más aquí la traición es abisal, y ella opera en la metamorfosis total del poema, terminando  en el escrito de otra cosa, que ya no es nada.

La poesía a diferencia de la creación en prosa dará en la traducción, la comprensión limitada del “tema” y de sus ramificaciones, que en los términos en que la exégesis se ejecuta actualmente, ya han sido dadas de baja acercamientos errados, gracias todos los trabajos de tantos soberbios exégetas del siglo XIX que dejaron inoperantes lo psicológico y lo biográfico.

Es mal signo el observar que en Sudamérica sigan aferrados a estas dos únicas formas de análisis para este poema. Es francamente risible el ver que se escapan precisamente cuando llegan a este poema; limitándose  a al acto reductor de los elemento estéticos explicados con “frases perifrásticas”, escapándose de lo esencial del poema de Pedro Prado, para desviarse hacia lo general; impidiéndole al lector el adherir simplemente, sin pedantería; porque la comprensión de la poesía excluye estos vicios, y exige el acercarse por los elementos “sensibles”, estrato capital en materia de arte poético, al igual que  en  la música, donde toda palabra exegética se diluye en las ondas sonoras que transmiten  la resonancia sublime.

A pesar de esta dificultad, todo comentador de textos profesional ya sea este profesor o crítico, o ambos a la vez, tenemos la tarea de hacerlo accesible superando todas las dificultades, claro es que únicamente para lectores de nuestra lengua.

Traducido al francés es el acto de traducción se transforma en masacre. El subjuntivo aquí empleado reciamente por Pedro Prado irrumpe en el primer verso de este soneto de amor, verso fulgurante y definitivo que da el tono y el significado de la renuncia al amor; enunciado lingüístico de un poder eterno, generador de una incomprensión  en todos los registros del conocimiento, la incomprensión de este poema es de orden lingüístico, filosófico, estético y psicológico, (cuando se aventuran a realizar la exégesis empleando la psicología) y para los especialistas, en donde me sitúo, he observado que a pesar de su evidente erudición, todos continúan desvirtuando su esencia; escapándose a lo puramente formal, análisis métrico, y peor aún, utilizando este poema de amor, como exégesis biográfica, rebajándolo a la pura anécdota, a obscuras desviaciones patológicas del espíritu, cuando lo que verdaderamente revela, si de “tema”, quiera hablarse y que yo llamo “mensaje poético,” es el afán supremo del poeta por hacer existir el amor en un desmesurado nivel de exigencia, y que es escondido virilmente,

La renuncia al amor será siempre cuestión incomprensible, al alcance de unos pocos privilegiados del espíritu.

Espíritu que, en esta época de artefactos virtuales infernales, han hecho desaparecer de la tierra.

La lengua francesa destruye con perífrasis este único e inigualable poema de amor, menoscabándolo con la traducción, y disminuyéndolo en fuerza, profundidad y alcance poético, que sólo el español lleva en su esencia.

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!