Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

FRAUDE FUNERARIO FRANCÉS: VIOLACIÓN LEGALIZADA DE LOS MUERTOS

8 juillet, 2021 (06:13) | Non classé

LA MUERTE EN FRANCIA:

 

 

POLÍTICA FUNERARIA DEL TERROR

 

 

ENSAYO

 

 

                           « […] Je ne pense pas que les décrets soient assez forts

                           Pour que toi, mortel tu puisses passer outre

                           Aux lois non écrites et immuables des dieux »

                                                          ANTIGONE

 

 

En este ensayo la autora va de lo particular a lo universal, exponiendo los estragos personales que ha debido vivir y que no toman fin, para procurarse una concesión perpetua para su madre, fallecida en 2013 y da a conocer públicamente las dificultades vividas y que la persiguen hasta ahora mismo, víctima de la barbarie de la alcaldía de Paris, lo que la motivó para hacer un profundo y detallado  análisis, extremadamente bien documentado sobre las condiciones impuestas por el Estado francés en lo que se refiere a la ley y decretos funerarios; yendo de las tarifas exorbitantes que impone la comuna de París en la venta de las concesiones funerarias a las modalidades bárbaras de la “retoma legal” de las concesiones funerarias cuando el plazo de pago del alquiler de la tumba ya se ha cumplido.

En la segunda parte se analiza la intervención de las Pompas fúnebres que, a pesar de estar controladas por el Estado, actúan como vulgares comercios, imponiendo precios libres que las familias pobres se ven incapaces de asumir; la autora desmitifica la creación de la Alcaldía de Paris de entierros “low-cost” que son un fraude y burda mentira de “solidaridad”, la que deja a los muertos pobres en la misma categoría de los “muertos de la calle”.

Nada queda sin pasar por los rayos X:  precios de concesiones provisorias en “plena tierra”, la creación de terrenos especiales al fondo del cementerio para muertos de familias “pobres”, los que no deben exceder el “arriendo” provisorio de los cinco años impuestos por la ley; al cabo de los cuales la alcaldía de Paris, abre la tumba y procede a la exhumación y tira el ataúd al fuego o al acido; la alcaldía argumenta que ahora la apertura del ataúd es seguida por la extracción de “los huesos” del difunto, para depositarlo en un osario con la identidad del muerto.

La autora desmiente esta salvaje aseveración,  basada en las declaraciones de la medicina legal que se equivoca, la descomposición de un cadáver no ha tomado fin al cabo de los cinco años impuestos por la ley funeraria francesa, la autora ha trabajado su ensayo con pruebas factuales, ya que ella debió exhumar el ataúd de su madre al cabo de cinco años, para transportarla obligatoriamente a otro cementerio, el relato es espeluznante de verdad, las mentiras de la alcaldesa rodarán por tierra y púbicamente por el mundo entero.

la Alcaldía de Paris, ha conseguido engañar e instalar su ley “laica”, con sus medidas de falsa “solidaridad”, dándose buena conciencia ante la nación y ante los ciudadanos inocentes que ignoran absolutamente todo de estas leyes funerarias. La alcaldía prosigue su labor argumentando que puso fin a las fosas comunes, no obstante, esconde que las reemplazó por por “concesiones provisorias” que no exceden cinco años de alquiler;

La autora denuncia a la alcaldía que impone una coerción criminal a las familias que no tienen dinero para pagar sus caprichos funerarios mercantiles, los que no tienen otro objetivo que el de succionar como hematófagos, dinero y sangre a las familias pobres y en duelo, las que deben aceptar que, por orden de la alcaldesa, abran la tumba y tiren el ataúd a la incineración, o al ácido, actuando como un vulgar basurero y que, el estatuto de los cadáveres que impone la ley funeraria francesa, los transforme sin piedad en vulgares desechos.

Critica caustica y sin concesión de la utilización grosera de los muertos con fines mercantiles, los que pasan a la  basura, al incinerador o a que finalmente, recurso rápido, tiren acido sobre el ataúd ; la alcaldía basada falsamente en sus leyes funerarias, creadas con un sólo objetivo, el mercantilismo funerario,  promueve y convence a los ciudadanos de que actúan en total legalidad;  de que en los cementerios faltan  terrenos,  de que los costos de manutención son elevados, todo este arsenal de mentira ha sido montado “legalmente” para justificar  impuestos desmesurados e inaccesibles para las familias sin recursos; en esto la autora es irrevocable para condenar la bárbara ley estatal francesa; en páginas implacables de acusaciones, se desmantela una a una las mentiras del Estado y su flagrante desprecio para con los muertos.

Luego de haber pagado con un esfuerzo fuera de serie la construcción de la tumba definitiva para su madre, por un total de 13.100€ a las pompas fúnebres , durante tres años, privándose de alimento, poniendo en grave riesgo su salud, y recurriendo medicamentos proteínicos, la autora se encuentra ahora amenazada de la violación legal de la tumba de su madre y de que su ataúd sea tirado a la cremación ante su imposibilidad de pagarle a la alcaldía de Paris los 7480€ que les debe aún por la concesión funeraria perpetua, no poseyendo más que una jubilación de profesora de español  de 833€.

Este ensayo postula una reforma funeraria radical en materia de precios y modalidades de adquisición de concesiones funerarias perpetuas; para darle entera libertad a las familias que desean que la tumba sea inviolable e imperecedera.

Los precios de las concesiones funerarias que se pagan al Centro de Impuestos, obligatoriamente en un sólo y único pago, sin ninguna posibilidad de plazo, debe ser definitivamente erradicado para aquellos que, siendo religiosos y sin dinero, se vean exonerados de responder financieramente al Estado si no poseen recursos económicos.

La autora postula un cambio radical, ella propone que las familias sin recursos para pagar una concesión perpetua deben obligatoriamente beneficiar de la gratuidad, porque si el Centro de los Impuestos del Tesorero Público exonera de impuestos sobre los sueldos a los pobres, ésta misma exoneración debe extenderse en materia de leyes funerarias.

La incoherencia legal y jurídica del Estado es en este ensayo desenmascarada en su totalidad.

Las leyes funerarias deben imperativamente estar en total acuerdo con los recursos personales del difunto y de la familia; acordándole la exoneración legal a la familia en caso de indigencia probada.

Este ensayo será enviado a todas la autoridades francesas y al Presidente del CEDH, para que se tome conciencia universal de que los muertos merecen otro estatuto y  con el objetivo de que este fraude funerario que el Estado francés impone a las familias pobres y en duelo, tome un fin legal definitivo.

 

Próxima publicación el 15 de octubre de 2021.

Edición bilingüe francés español.

 

Este ensayo es seguido de un segundo volumen titulado:

 

3 AÑOS, 36 MESES, 1095 DÍAS: 400€ MENSUALES: MI TORTURA FUNERARIA FRANCESA

 

Write a comment

You need to login to post comments!