Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

INFANCIA

29 septembre, 2020 (12:08) | Non classé

 

                   INFANCIA

 

I

Fue mi padre el que un día me dijo

A mis quince años

No vas a aprender a pintar

Leyendo

Vas a aprender a pintar pintando.

II

Fue Mamá

La que un día me dijo

Cuando una mujer envejece

Debe hacerse discreta.

Entonces, yo le respondí

¿Y cuándo será ese momento?

Eso, tú lo sabrás por ti misma

Cuando llegue ese momento

Porque toda mujer lo sabe.

III

Mamá no me dejaba que me quedase

A dormir en su misma cama.

¿Por qué Mamá?

Porque

Cuando yo me vaya

Te será muy difícil

Despegarte.

Te será muy difícil olvidarme.

IV

El sueño plácido, tibio

y compartido

Tiene un poder

Infalible.

¡Pero, no Mamá!

¡Tú no te irás nunca!

Mamá se reía

Mi niñita tendrás que acostumbrarte

porque es la ley de la vida

¡No, Mamá!

¡Yo le respondía infantil, terca, porfiada y decidida!

¡Sin ti, no vivo!

¡Sin ti, me muero!

¡Si ti, yo me suicido!

¡Pero, mi niña, no digas esas cosas horribles, por favor!

Si tú te matas

Es a mí a la que matarás

¡Por segunda vez!

Prométeme que tu vivirás para ser feliz.

No, Mamá

Si te vas

Yo no podré soportarlo

Y Mamá me repetía

Ya verás

Note dejarán sola…

V

¿Feliz?

¿Qué es eso Mamá?

Ahora que te has ido al Cielo

Y que me he quedado sola para siempre

Yo no vislumbro

Ni conozco

De nuevo

Lo que eso significa.

No conozco la definición

Ni la abstracta idea

De eso que dicen

Que se llama “ser feliz”

Y, Dígame qué significa

¿Ser feliz?

No lo tengo

Adherido a mí

Porque es como el agua

Que se escurre sin que nada pueda contenerla

¿Ser feliz?

Es una broma del destino

Que se ríe

Es un espejismo

Que hacer soñar

Que hace creer

Durante la infancia

Que es posible agarrar las horas

Y detener el tiempo para siempre

Ser feliz

Es sin ninguna duda

El tiempo infantil.

VI

Más, desde que pasó

La Infancia

Volando hacia regiones celestiales

Para deshabitar para siempre

Ese que fue mi cuerpo frágil

Cuando dejé de ser para Mamá su Stromboli

Cuando dejé de ser su Martillito

Y solo persistieron

Y no dejaron nunca de llamarme

La Princesse au petit pois.

VII

La infancia se me fue volando

Abandonando mi ser frágil

Abandonó muy pronto mi ser

La Infancia

El tiempo feliz de antaño

No lo tengo

Como definición

Ni Palabra elegida

No existe en mi vocabulario

Oral y escrito.

Mamá, ¿qué significa ser feliz?

Yo no conozco esa palabra

Ni en idea abstracta

Ni en acto real

Definido

Como un objeto

De contornos

Firmes y concretos.

VIII

Cuando niña

Llegaba ante Papá reclamándole

Cosas materiales en exceso

Me miraba severamente

Y me decía siempre lo mismo

Debes saber esto:

Cristo nació en un pesebre de paja

Desprovisto de todo.

Yo lo miraba asustada

Y me iba

Rápido

Con un miedo

Que difícilmente

Contenía mi cuerpo frágil.

No me atrevía nunca más

A pedir cosas materiales en exceso.

Porque Cristo nació en la paja

En un pesebre

Desprovisto de todo.

¡Oh, como y de qué manera

Esa lección de la infancia

¡Me ha servido!

Para dejar pasar los días

Los meses y los años

Con una paciencia

Que rompió e hizo añicos

El Mal que se agripaba

Fuera de las ventanas.

IX

Luego Mamá

Me decía Mi Martillito

Cuando no dejaba de pedir algo

E insistía por lograr lo que quería

¡No aflojaba

¡Por nada!

¡Hasta conseguir lo que quería!

¡Mamá me llamaba: martillito, anda, ¡déjame tranquila!

Y cuando me enojaba, taimada

No era el reposo

El que habitaba

Mi frágil cuerpo

Porque de niña me nombraban

Con apodos variados

Que definían mi identidad

Es entonces,

Cuando Mamá que me conocía

Desde antes de nacer

Es entonces, cuando yo

Me enojaba por algo indefinido

Por cosas de las que ya no me acuerdo

Que Maman me decía:

¡Mi Stromboli!

Mi Merengue.

Ma princesse au petit pois.

X

Una frágil y endeble niña

Que era educada y

Vigilada a cada instante de la vida.

XI

¿Qué quiere usted?

No soy ni feminista ni moderna

Totalmente anticuada

Apegada a esas cosas que no se ven

Que pertenecen al mundo Invisible

¿Qué quiere usted?

No puedo corregirme

No puedo ni quiero

Ya es muy tarde para cambiar de identidad

De idioma, de acento

Es ya muy tarde para ensayar

De ponerse forzosamente

Una nueva máscara que disimule

El pasado

Que engañe cuidadosamente el presente

Que se vive trágicamente.

¿Qué quiere usted que haga?

Con lo que soy ahora

Soy yo sola, la que debo soportarme

¡Déjeme sola!

No podemos andar al mismo paso

No podemos mirar al mismo tiempo

El mismo firmamento

No podemos subir ni bajar las escaleras

Con la misma rápida cadencia

Soy yo sola, la que debo soportarme

¡Déjeme sola!

No se acerque a mí

¡Déjeme sola!

No podemos caminar al mismo paso

No podemos mirar en la misma dirección

Porque el horizonte se esquiva

La luna se esconde

Cuando dos seres son distintos

Y no se deja ver con la misma luminosidad

Yo no soy feminista

Ni moderna

¿Me ve usted realmente como soy?

Soy una persona muy anticuada

Que mira en una sola dirección

Allá, en lo alto

Donde solo habitan cosas transparentes

Donde habitan y se dejan ver

Las cosas que no existen

Las cosas Invisibles.

XII

Me voy lejos

Arrastrando

Muy difícilmente

El bagaje hermético

Donde se escondió

El tesoro delicado

Hecho versos y silencios

De lo que se fue volando

De todo aquello

Que inefable

Vuelve a veces

Para darme inquietud

La tristeza que se vuelve

Un eterno desasosiego

El llamado insistente

De lo que ha dejado

De ser

De todo lo que fue

De todo lo he sabido

De todo lo que aprendí

De todo lo que se disipó

Y que se vuelve

Un llamado

Imperioso

E insistente.

Envuelto

En un irrevocable silencio.

No es más que

La huella

Indeleble

De la infancia.

 

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

Poemas de Amor

París, 29 de septiembre de 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!