Vous pouvez contacter Nadezhda Gazmuri-Cherniak
par le formulaire contact du site.

LIBRO EN HOMENAJE AL PINTOR HERNÁN GAZMURI(1900-1979) A LOS CUARENTA AÑOS DE SU MUERTE

21 novembre, 2020 (18:50) | Non classé

TOILE AUTOPORTRAIT  DU PEINTRE SPOLIEÉ A SA VEUVE PAR LE CONSERVATEUR DU MUSEE CHILIEN!

 

              NADEZHDA GAZMURI-CHERNIAK      

 

                      LA VERDAD

          SOBRE  LA ESPOLIACIÓN

                       DE CHILE

           A LA VIUDA DEL PINTOR

               HERNÁN GAZMURI

                                Y

   LA VIOLACIÓN DE SU TESTAMENTO

 

 

                        TESTIMONIO

 

El pintor Hernán Gazmuri falleció el 20 de Noviembre de 1979.

 

 Nada de lo dicho en este testimonio debe considerarse como fruto de una interpretación subjetiva, la verdad que he escrito ha sido despojada de todo trazo sentimental de artista, este testimonio es un caso jurídico ausente de todo pathos que arruinaría ipso facto la intencionalidad de este testimonio y menoscabaría la argumentación que se basa únicamente en hechos y pruebas factuales demostrados con la documentación precisa. Tengo en mi posesión un DVD, veré la manera de incluirlo a mi libro, se trata de una entrevista en la que un periodista independiente, nos filmó en París, en el año 2005, en ella el periodista interroga sobre la verdad de esta espoliación a la propia viuda de Gazmuri.

Este testimonio lo redacté dolorosamente, dejando fuera, para siempre mi necesidad de justicia por medio de abogados, dos de ellos franceses, uno demasiado joven e inexperto, el segundo un conocido de los medios  audiovisuales franceses, el que  se aprovechó de mi estúpida ingenuidad, no teniendo dinero para financiar juicios, y lo sustantivo fue que en ese momento en que nos enteramos de la espoliación experimenté una frenética necesidad de hacerle justicia a mis padres, cuando me pidió que le avanzara sus honorarios le dije que no tenía nada, que vivía en la miseria privándome de todo para mantener en buenas condiciones de vida a mi madre, entonces me forzó a pagarle con el don de dos cuadros de mi padre porque yo no tenía dinero para pagar sus honorarios, y él, que es tan conocido, por supuesto que  no podía aceptar la « ayuda jurídica » que otorga el Estado francés a los pobres, fue así como, mi madre y yo le firmamos un escrito en el cual establecimos que le entregábamos en calidad de « donación » dos cuadros del pintor Hernán Gazmuri. En contrapartida a esta «donación» dentro del ámbito jurídico, para  pagar sus honorarios, es lógico que iba como contrapartida sine qua non, su trabajo, su intervención contra los dos museos chilenos que se encargaron de ejecutar la compra fraudulenta de la herencia pictórica que le legó el pintor H. Gazmuri a su viuda.

Esta ha sido a más escandalosa y la más fraudulenta del siglo que se produjo en Santiago de Chile.

Este abogado se comprometió sino a recuperar la obra del pintor Hernán Gazmuri espoliada a su viuda, cosa que él dijo era no imposible, pero muy difícil, ya que, estando el hecho fraudulento ejecutado en otro continente, él lo veía como extremadamente conflictual. Sin embargo, lo que el veía como algo bien posible de ganar, era el de poder obtener una compensación consecuente, para la viuda del pintor H. Gazmuri, ya que por ley, era ella la única heredera basándonos en la ley internacional de la Convención de Berne.

ORIGEN DE ESTE ESCRITO SOBRE LA ESPOLIACIÓN COMETIDA CONTRA LA VIUDA DEL PINTOR Y LA VIOLACIÓN FLAGRANTE DEL TESTAMENTO DEL PINTOR HERNÁN GAZMURI-DIAZ

Las verdaderas razones que me ha inspirado la redacción de esta verdad son dos, la primera es la necesidad de dejar un testimonio para aquellos que algún día quieran realizar un trabajo de investigación; se encontraran con un caudal de falsos datos biográficos y estéticos.

Las falsedades sobre la biografía y la obre del pintor Hernán Gazmuri se reparten con afronte en Internet, casi todo lo que se dice es falso. En cambio, mis dos libros serán la únicas fuentes verdaderas porque de primera mano, documentadas con artículos de prensa y con artículos escritos por el propio pintor Hernán Gazmuri.

La verdad de mis dos testimonios, no hacen un llamado a creerme bajo  palabra, los dos testimonios están ampliamente documentados con artículos de prensa, publicaciones de críticos que le fueron favorables y fieles a la verdad, y además con una profusa serie de artículos escritos por el pintor Gazmuri, que los publicó en la prensa de Santiago de Chile, cada vez que la oficialidad lo atacó y que esos periódicos, conscientes de la horrible persecución de la que fue víctima de esos sádicos, le otorgó una generosa tribuna para que pudiese defenderse públicamente.

Luego de su muerte, en noviembre de 1979, estando yo preparada, no solo como su discípula en pintura, sino que también autorizada para ejercer su defensa desde mi calidad de intelectual, ya que soy profesora de Castellano, habilitada para escribir, me propuse defenderlo hasta el día de mi muerte.

Yo partiré sin haber dejado descendencia, porque quise dejar como herencia solamente mis escritos y mis cuadros.

En las bibliotecas quedaran estos dos libros.

Legaré estos dos testimonios al varias bibliotecas y al Museo de Moscú, al que le prometí la nueva edición, de mi primer libro, he tardado tres años en corregirlo, espero que sabrán perdonarme;  mi atraso es debido al pago de la tumba de mi madre que me ha tomado tres años enteros de mi existencia, dejándome sumida en un un largo paréntesis, desde  del cual saldré  próximamente.

Mi libro será menoscabado, con toda seguridad, por las eternas mafias chilenas que se han sucedido y perpetuado, las que para continuar llevando a cabo esta conspiración de mentira estética nacional contra el pintor Gazmuri, anegando la vida y la obra del pintor Hernán Gazmuri en la más indigna mentira.

Para ello se han auto remplazado, en esta labor de desprestigio y de deshonor contra el pintor Gazmuri, las dos mentiras que se han escrito sobre él, desde el año 1934, hasta su muerte acaecida en noviembre 1979, y luego las nuevas mafias lo han perseguido post mortem hasta hoy; las infamias, las dejé aclaradas en mi libro titulado: Le peintre Hernan Gazmuri, l’héroïsme du peintre, victime d’une infamie. Este libro lo reeditaré en 2021 agregando al final una monografía y corrigiendo algunas faltas que se produjeron por error de edición.

La segunda razón que ha inspirado mi escrito.

Debo decirlo de una vez, no hay ninguna ambigüedad, son los sentimientos acendrados de veneración que tengo por mis padres; ellos están muertos, los muertos no hablan ni se defienden.

Hay algo que me repugna y que no acepto, es la infamia social que es capaz de decir lo más ignominioso de un muerto aprovechándose de que él, ya desaparecido, no es testigo de su deshonra.

¡Cuando falleció mi padre, cierta prensa de Santiago falseó hasta la razón de su muerte!  Les contesté de inmediato en la prensa chilena, «¡ahora tendrán que vérselas conmigo!»

EL pintor Hernán Gazmuri, falleció súbitamente de una colecistitis, inflamación de la vesícula biliar, que degeneró en peritonitis.

 La prensa mafiosa declaró que había fallecido “de una larga enfermedad”.

Esto es una mentira grandiosa e infame. Propio de mafias mundiales, excelentes en el ejercicio del odio.

La suscrita se hace intérprete en primer lugar de las confesiones de su padre,

y del dolor de su madre.

En los dos testimonios, hechos libros, soy la portavoz de ultratumba del pintor Hernán Gazmuri, quién fue mi maestro de pintura, y guía de vida.

Luego soy la portavoz del desaliento de mi madre, cuando se vio despojada de su herencia pictórica por los conservadores de los dos museos chilenos.

La viuda del Pintor Hernán Gazmuri no solo fue espoliada, sino que fue humillada públicamente.  Mi madre fue pianista, música y artista suprema, jamás ejerció el más mínima acción de superioridad, ni la más mínima intención de ejercer poder; mujer silenciosa con un aura de santidad, no expreso en su voz ni en sus acciones el más mínimo trazo de feminismo siempre vivió austeramente, sin amistades, retirada y aborreciendo todo contacto social, solo tuvo dos amores en su vida, su familia y su piano, ellos fueron sus únicas razones de ser.

Finalmente, ¡no esperen encontrar nombres y apellidos, de estos dos abogados, ¡conozco perfectamente la ley!

Presento el resumen de la estafa jurídica de dos abogados irresponsables, el primero fue solamente ignorante. ¿La ignorancia en abogacía puede considerarse una falta?

El otro abogado fue cosa distinta, fue un simple forajido y ladrón de bajos fondos, pero de alta esfera, ¿el principal estafador? Esto que me ocurrió en Paris, fue por mi estúpida confianza, ahora ya no me engañan más,  son cosas propias de este país, donde suben  y escalan los arribistas; puedo decir que me vi despojada de los dos únicos cuadros que quería dejarme de recuerdo de mi padre, pero el curso de los hechos hizo que tuvimos que dárselos forzadas  por los hechos del momento en los que nos vimos  arrojadas ambas sin dinero, para emprender un juicio internacional que  ese cretino abusador no tuvo nunca la intención de ejecutar.

Fue un pago forzado a un abogado en cambio de la promesa de un juicio contra los museos chilenos que nunca ejecutó.

Aprendí tanto de esta estafa.

Finalmente, debo decir por qué he debido esperar tantos años para escribir este testimonio:

He esperado comenzar la redacción de este escrito, desde el año 1993. El primer testimonio analiza la infamia estética y biográfica.

Este se consagra a describir el lapso que va desde cuando los conservadores de los dos museos nacionales de Santiago de Chile usurparon como verdaderos salvajes terroristas toda la herencia pictórica que el pintor Hernán Gazmuri le legó a su viuda, dejándola depositaria de toda su obra.

Gazmuri, luego del desprecio permanente de la oficialidad y de la adversidad que lo obligaron a enfrentar los chilenos, que le dio con creces la oficialidad durante toda su vida, jamás quiso que esta oficialidad acaparase su obra después de muerto.

La espoliación a la viuda del pintor Hernán Gazmuri se efectuó en Santiago de Chile en 1993, justo después de que le Museo de Bellas Artes expusiese, sin el permiso de su viuda, una gigantesca retrospectiva, los conservadores se aprovecharon de ejecutar una «compraventa fraudulenta» sin el permiso de la única persona autorizada para ejecutar un acto jurídico de esta especie, porque por ley la viuda del pintor es su única legataria universal.

Doy aquí los detalles del acto fraudulento y la motivaciones de la mafia conservadora de los dos museos, y de cómo jurídicamente esta compra debería se anulada con el apoyo de varios países concernidos.

El interés que posee este libro está dirigido a todos aquellos que se interesen en realizar un trabajo de investigación, se encontrar aquí, para la posteridad, la verdad y nada más que la verdad.

El pintor Hernán Gazmuri y su viuda no podían quedar deshonorados con la mentira oficializada, porque el deshonor es la muerte, yo no puedo aceptar que mis padres sean así cubiertos de deshonor.

Está inscrita aquí la verdad y para la eternidad. En cada frase, en cada palabra, esta indeleble mi responsabilidad de hija de mis padres, de discípula de mi maestro y desvelada mi adhesión incólume a la Verdad; éstas han sido las únicas motivaciones que inspiraron este trabajo.

 

Nadezhda Gazmuri-Cherniak

 

Paris, 20 de Noviembre de 2020

ISBN: 9782916501420

[Libro en escritura.]

 

 

 

 

Write a comment

You need to login to post comments!